03 febrero, 2021

Fotos carné

Todavía no te lo he contado pero hace algunos años empecé a coleccionar fotos carné abandonadas o acumuladas. Las acumuladas son esas de familia que te llegan como pequeñas reliquias que aún no lo son, medallas que te dicen quién es esa persona que aparece en la foto en ese momento de sus vidas. Las abandonadas suelo encontrarlas en la calle o en el metro. Lleva algo de tiempo encontrarse alguna. La mayoría, me atrevería a asegurar, proceden de carteras de mujeres de mediana edad, mujeres que tienen hijos o sobrinos o vástagos preciosos de amigas suyas. Otras tantas provienen del proceso de hacer algún documento oficial. En las tiendas de fotografía siempre te ofrecen una cantidad, tal vez 6 ó 4 fotografías tamaño carné, porque no compensa imprimir sólo una, debido a su tamaño. En el futuro, debido al proceso digital, es posible que se acaben estas impresiones. El otro día, a unos metros de distancia, vi una en el suelo que justo fue adelantada por tres chicas que la encontraron sorprendidas y rieron. Finalmente una decidió colocarla donde los tornos de acceso al Metro para que no ocupara ese lugar degradante donde las pisadas hacen sus caminos. Avergonzado ni intenté recogerla. Siempre existe el riesgo de que alguien vea tu gesto de coleccionista y piense cosas extrañas, y con extrañas me refiero exactamente al significado de la palabra extraño.